Cuando nos decidimos por fin a hacer (o que nos hagan) nuestra web o blog y después de sopesar seriamente si nuestro proyecto lo vamos a realizar con un CMS o bien con una programación personalizada… si no lo habéis leído hablo un poco de mi opinión el artículo Elección del mejor sistema web. Personalizado vs CMS. Pues bien, si al final estás convencido que la opción más oportuna es usar un CMS, entonces toca elegir el CMS de entre los muchos que hay en el mercado. No os asustéis con eso del “Mercado”, la mayoría de los CMS principales son gratuitos, por lo menos la instalación básica del sistema (Core), si queremos plugins o plantillas veremos en otros artículos que, aunque muchas funcionalidades (la mayoría) las podéis encontrar en los respectivos repositorios de forma gratuita, en ocasiones no queda más remedio que rascarse el bolsillo si queremos algo de calidad y con ciertas garantías.

Antes de nada quiero apuntar que este debate es muy viejo y no pretendo crear doctrina, me limito a dar mi opinión por la experiencia que he tenido al pasar por los principales CMS, en concreto en este artículo vamos a hablar solo de WordPress, Joomla y Drupal, sé que hay muchos más en el mercado y aunque he trasteado con algunos no me veo en disposición de volcar ninguna opinión sobre esos otros.

También adelantaros que me limito a estos tres en este artículo orientándolo a la creación de un sitio web (más o menos complejo) pero sin otras funcionalidades específicas como pueden ser un comercio online, foros etc. Aunque bien es cierto que estos que vamos a tratar pueden usarse para estos cometidos, no quiero mezclar demasiados conceptos en este artículo. En otros artículos también os contaré, bajo mi opinión, cuáles son las mejores alternativas para esas funcionalidades.

Empezamos.

Elegir un CMS. Cabecera

¿QUÉ CRITERIOS DEBERÍA TENER EN CUENTA A LA HORA DE ELEGIR UNO DE ESTOS CMS?

Vamos analizar todos los puntos desde el punto de vista de una persona que va a crear su web el mismo, sin contar con la ayuda de un diseñador web o un programador.

Pues esto es como todo, lo ideal sería tener muy claro que es lo que quiero en mi web antes de elegir hacía uno u otro.

Si bien es cierto que es raro que no encontréis la funcionalidad que buscáis en cualquiera de los tres, no es menos cierto que algunos brillan especialmente en algunos aspectos frente a otros.

Y no os quedéis en eso que mucha gente dice “nada, si yo quiero algo sencillo”, casi cualquier “cosa sencilla” al final acabaras necesitando un plugin por que la instalación de un CMS de inicio está extremadamente “desnuda”.

Una vez claras las funcionalidades de la web y las herramientas que vamos a necesitar los aspectos que yo he tenido en cuenta a la hora de hacer esta comparativa son:

Catálogo de aplicaciones, módulos, componentes o/y plugins

Estos serán a la postre los que nos permitan hacer lo que necesitamos. Tened muy en cuenta que algunos de estos son de pago.

Catálogo de plantillas o temas.

Igual que los plugins los tenéis de todos los gustos y colores y gratuitos y de pago. Pero ojo, que tampoco sea el punto determinante. Ya veremos en una futura entrada, que tengo planeada, que no todas la plantillas son como las pintan o por lo menos tan sencillas de dejar como te aparece en sus demos.

Facilidad de uso, sobre todo en la administración de la web.

En este punto sobre todo hablamos de lo amigable de la interfaz y de la curva de aprendizaje del sistema.

Punto importante también la facilidad de tener el sitio actualizado. Hay que tener en cuenta que estos sistemas, al ser tan generalistas tienen una continua revisión de sus versiones para ir cerrando las puertas que los hackers se encuentran abiertas y por tanto actualizar es básico para estar seguros.

Comunidad, documentación e idioma de la misma.

Por sencillo que sea vuestra web puede que en un momento algo no lo consigáis hacer funcionar o que algo que funcionaba deje de hacerlo, la solución puede estar en consultar la comunidad de personas que usan el mismo sistema que vosotros. Cuanto más amplia sea y más fácil de entender (si no habláis inglés, digo), más posibilidades tenéis de conseguir la solución.

SEO

Aunque todos estos sistemas se pueden optimizar para su indexación en los principales buscadores, también es verdad que algunos se llevan con los buscadores mejor que otros, por lo menos de forma nativa,

Velocidad de carga.

Influye también los requisitos que requieren de los servidores donde los tengáis instalados y a la postre la velocidad de los mismos.

Facilidad de desarrollo.

Esto es ya para los que además de “simplemente maquetar” además os atrevéis a crear vuestras propias funcionalidades. Aunque los tres CMS en liza son sistemas programados en PHP y son de código abierto, también es cierto que he encontrado diferencias sustanciales a la hora de hacer e implementar módulos o plugins de cosecha propia.

… y dicho todo esto vamos a lo que vamos, analizaremos uno por uno los pros y los contras (repito, bajo mi humilde opinión) de cada uno de ellos.

WORDPRESS EL AMIGO

Claramente la gran alternativa si necesitas algo sencillo, tanto en funcionalidades como en la propia administración, para mí la más amigable de las tres.

Es, de calle, el CMS con los números más apabullantes en todos los aspectos, ojo, no quiero decir que sea el mejor, como os he dicho antes el mejor lo va a determinar lo que necesites, ahora estoy hablando de número “gordos”

Si nos vamos solo al repositorio de plugins de su web, estamos hablando de más de 33.000 y más de 2000 temas gratuitos según su propia web https://wordpress.org/plugins/. Tampoco os lo creáis del todo, muchos de estos plugins y plantillas están o estarán obsoletos según vayan actualizando las versiones de wordpress. Si bien es cierto que si instalas un plugin desde la propia plataforma te avisa si ha sido verificado o no para tu versión, el número de plugins que podrás usar se aleja bastante de esos 30.000. Los podréis encontrar en

Según muchas fuentes más de 140 millones de descargas y unos 70 millones de sitios web usan esta plataforma.

Todo ello hace que disponga de la comunidad de usuarios y programadores más amplia de las tres.

Es también, de lejos, el más inseguro de los tres debido a que también es el más popular pero salen actualizaciones cada mes y medio aproximadamente, mucho más frecuentes en algunos de sus plugins. El sistema de actualización es realmente sencillo.

Además, sin demasiado esfuerzo, también es la que ofrece mayores prestaciones con respecto al posicionamiento, sobre todo si nos apoyamos en plugins (casi todos gratuitos) que nos echen una mano (“SEO by Yoast” o “All in One SEO”, por ejemplo), pero me atrevería a decir que hasta sin ellos va bien.

Tampoco permite crear contenidos personalizados de forma sencilla, aunque si existen plugins que suplen esto.

La biblioteca de medios es muy entendible y muy sencilla a la hora de subir tus imágenes y videos  (arrastrar y soltar) pero horrorosa a la hora de tener ordenados los archivos, el core no da opción a guardar nuestros archivos ordenándolos en carpetas o categorías… esto ni con plugins.

Igualmente el sistema de usuarios y sus permisos es una auténtica porquería.

A nivel programación me gusta mucho la ayuda que muestra en su web y es relativamente sencillo crear un plugin de cosecha propia, ojo! Con conocimientos en PHP diría que de nivel medio y un poco de inglés. La comunidad de habla hispana es también muy grande por lo que, de los tres, posiblemente sea el más sencillo de encontrar soluciones a medida.

CONCLUSIÓN

Si no te quieres complicar la vida demasiado, necesitas algo fácil de usar y mantener, con muchas posibilidades visuales, no necesitas que la web gestione una comunidad de usuarios ni tengas muchas páginas o necesidad de excesivo orden, elegir un CMS como WordPress es sinónimo de éxito.

JOOMLA. EL ORDEN

Con este CMS fue con el que empecé por lo que tengo con él una especial relación de amor-odio.

50 millones de descargas lo avalan.

Aunque en la última versión ha mejorado mucho en amigabilidad no es, ni de lejos, tan sencillo en su estructura como lo puede ser wordpress, aunque como en todo en la vida, es cuestión de acostumbrarse.

Su comunidad de desarrolladores es muy potente y dispone también de infinidad de aplicaciones para casi todas las funcionalidades que os imaginéis.

En este aspecto, os puede resultar algo diferente que estas funcionalidades, dependiendo de su morfología se llaman de distinta forma. Os encontraréis componentes, módulos y plugins… pero de eso ya hablaremos en futuros artículos.

Según su repositorio de extensiones, casi 8500, pero al igual que pasaba con wordpress, cuidado con las versiones.

A nivel visual, como wordpress, tienes toda la oferta de plantillas que te puede imaginar.

En ambos por supuesto lo mejor es de pago.

La fortaleza de este CMS radica, entre otras cosas, en su orden. Desde su biblioteca multimedia, que podrás tener ordenada por carpetas en tu servidor sin ningún esfuerzo, hasta la creación de grupos de usuarios con sus permisos personalizados, eso convierte a este gestor de contenidos en el más entendible de los tres en este aspecto.

Para ser honesto, a nivel programación, no he intentado programar una aplicación de creación propia y desconozco su nivel de dificultad. Por lo que he leído por ahí, sobre todo hay que ser muy sistemático y ordenado… joomla deja claro que es lo que le gusta.

En las nuevas versiones a mejorado el tema de actualizar de versión, pero casi se hace imprescindible contar con herramientas ajenas al core por que tienes peligro de cargarte el sistema. No obstante no es el más complicado.

Con respecto al SEO, un auténtico desastre, me cuesta Dios y ayuda posicionar webs en joomla siguiendo las mismas premisas que en los otros dos CMS y tampoco es que dispongo de demasiadas herramientas externas para solucionarlo, elegir un CMS como Joomla y posicionar bien tu web puede resultar una pesadilla.

CONCLUSIÓN

Si necesitas más orden y una cantidad más amplia de páginas, si vas a gestionar una comunidad de usuarios con diferentes perfiles y no le tienes demasiado miedo a realizar un pequeño esfuerzo de aprendizaje, HAZTE JOOMLERO.

DRUPAL. LA ROCA

Es el más antiguo de los tres y en ocasiones puede parecer que se ha quedado atrás, pero no os engañéis sigue teniendo fuerza y mucha.

Y digo que puede parecer del pleistoceno, porque está claro que la idea de este sistema no era la estética sino una programación seria, estable y potente y versión tras versión, no se ve ningún cambio importante en la interfaz o en las plantillas que vienen por defecto, parece que no pasa el tiempo por Drupal.

De los tres es el más apabullante a la hora de empezar. Cuando lo instalas y lo ves por primera vez no tienes ni idea de por dónde empezar. Minimalista en su administración y para mi gusto el menos intuitivo de los tres pero como he leído en muchas ocasiones y estoy de acuerdo, este CMS está creado por programadores para programadores.

Es cuando empiezas a ver lo que te ofrece cuando das cuenta que estás ante la CMS más potente de las que hay en el mercado, me atrevería a decir incluso que trasciende el concepto de CMS para convertirse en un Framework.

Es el más complicado de manejar de los tres pero el que mayores satisfacciones te dará.

También es sin duda el que tiene la curva de aprendizaje más rara que me he encontrado, primero se hace muy cuesta arriba saber cómo hacer lo básico pero cuando lo consigues te das cuenta que puedes hacer mucho más sin ningún esfuerzo y te vuelves a dar de bruces contra un muro cuando intentas evolucionar un poco más.

Un pequeño toque de humor.

Elegir un CMS. Curva de aprendizaje

Así y todo, es el que te permitirá hacer casi cualquier cosa que te puedas imaginar, de primeras te tocará instalar algunos módulos imprescindibles (gratis por suerte), como views o chaos tools… y cuando hayas sudado lo tuyo, te tocará sudar un poco más. De hecho estoy convencido que todas las explicaciones que dan sobre el Logo de Drupal son una patraña, la realidad es que te indica cuan gordas van a ser las gotas de sudor del que lo use.

Según su repositorio habla de cerca de 15.000 módulos (que lío entre módulos, plugins, componentes, ¿verdad?… ya lo aclararemos) y más de 1.200 plantillas… pues igual que en los otros dos, esto no así del todo. Si cribamos los módulos por versión y baja a 9.500 la cosa. Si además solo buscamos los que tienen unas revisiones activas y un buen mantenimiento la cosa sigue bajando.

También es de los tres el más exigente con el servidor, es muy pesado de cargar y eso va en contra de las últimas políticas de SEO en los buscadores.

Sin embargo, quitando esa (gran) pega también es cierto que de los tres es el que mejor se lleva con los buscadores a nivel SEO.

El fuerte de este CMS es la creación de contenidos personalizados más allá de un simple post, podrás generar un tipo de contenidos a tu medida sin tener que instalar o programar nada, simplemente dile que datos necesitas introducir y en que formato lo quieres mostrar.

También es tan bueno o más que Joomla a la hora de gestionar, o crear grupos de usuarios con sus permisos.

El gran tostón es actualizar el sistema, haré un tutorial solo para esto, por que es realmente tedioso, peligroso, latoso, “lentoso” y todos los “osos” que se os ocurran… Aproximadamente sale una actualización cada mes… en la línea de los otros CMS

A nivel programación no he podido dar ni un paso sin hacerme con un libro que encontré en español por casualidad en una librería. Nivel alto-muy alto.

CONCLUSIÓN

Si no te da miedo morir frente a la pantalla de tu monitor, si afrontas los retos con determinación y coraje, y sobre todo te merece la pena todos esos “riesgos” porque lo que necesitas es un proyecto robusto, estable, escalable y con funcionalidades que no has encontrado en los otros CMS.


Aunque un poco pasadilla otra imagen ilustrativa de la lucha de estos CMS.

elegir un cms. Comparativa

Personalmente cuando tengo que elegir un CMS para un cliente, elijo el que más se acopla a sus necesidades, gustos y conocimientos, la verdad es que últimamente me he centrado más en WordPress, pero básicamente por que los proyectos que he tenido que acometer así me lo pedían.

Y para esta web que estáis viendo, pues también he elegido wordpress, por que me resulta sencillo y no me resulta demasiado trabajosa de mantener (el tiempo es oro).

Ahora os toca elegir a vosotros y por supuesto podéis dar vuestra opinión en los comentarios de más abajo.